500x500

Ingredientes

Responsive image
  • 3 tazas de leche

  • 3 tazas de queso cheddar rallado

  • 4 cucharadas de avena molida*

  • 2 tazas de pasta (coditos o espirales) sin cocer

  • 1 huevo**

  • ½ cucharadita de ajo en polvo

  • ½ cucharadita de curcuma

  • ½ cucharadita de paprika

  • ¼ cucharadita de jengibre en polvo

  • Un poco de mantequilla


*O harina pero la harina elimina los beneficios nutricionales de la avena y reduce notablemente la cantidad de hierro

**Actualizacion importante! Después de haber escrito esta receta, lei que los huevos a pesar ser altos en hierro ellos mismos, en el cuerpo inhiben la absorción del hierro porque contienen fosvitina, un compuesto proteico que se une a las moléculas de hierro y evita que el cuerpo lo absorba desde los alimentos.



Macaroni and cheese es uno de los platillos preferidos de los niños americanos. Y puede ser que tenga un ‘mala’ reputación como comida chatarra porque es muy común que sea esos de cajita. El macaroni and cheese de Kraft por ejemplo, antes contenía colorantes y saborizantes artificiales que lo hacían poco saludable. Pero aun sin los colorantes artificiales, contiene demasiado sodio, entre otras cosas, para hacerlo recomendable.

Sin embargo, hacer Mac & Cheese (como le dicen en USA) es fácil, rápido y nutritivo. Pasta, queso, leche y especias son ingredientes sanos y nutritivos. Esta receta también incluye avena lo que la hace una excelente fuente de proteína, vitaminas, minerales y fibra. Además puedes agregar jamón picado, champiñones, brócoli, calabacita o lo que quieras.

Puedes hacer los como ‘muffins’ o servirlo como caserola en un plato para hornear. Ambas son deliciosas y seguro se convertirán en un platillo favorito. Si lo haces como caserola, te recomiendo usar la mitad de leche, avena y queso porque sino tendrás demasiada salsa y te quedara muy líquida; igualmente usar la mitad de las especias.


Instrucciones

Cocinar la pasta de acuerdo a las instrucciones del paquete.

Prender el horno a 180°C. Y engrasar con mantequilla los moldes de muffins.

Con un tenedor, mezcla la leche con la avena.

Calienta en una olla la mantequilla y una vez que esté derretida, agrega la mezcla de leche y avena. A fuego medio, revuelve esta mezcla hasta que comience a espesar, normalmente toma unos 5 a 6 minutos.

Responsive image

Ya que esté ligeramente espesa, agrega las especias y revuelve.

Responsive image

Enseguida agrega el queso rallado y revuelve hasta que quede incorporado y tengas una salsa de queso homogénea. Si vas a hacer los muffins, separa una taza para después.

Responsive image

Ya que la salsa esté bien mezclada, agrega la pasta cocida y revuelve. !*Luego echa el huevo*!, únicamente si lo vas a meter al horno ya sea como muffins o caserola. Te recomiendo que lo batas en un recipiente antes de echarlo para que quede uniforme.

Responsive image

Toma la salsa que separaste y mete un poco en el fondo de cada muffin. Luego llena los muffins con la pasta y vuelve a echar un poco de salsa encima.

Responsive image

Mételos al horno 10 minutos y deja que se enfrien completamente antes de sacarlos.

Responsive image

Los puedes re-calentar 10 minutos en el horno antes de servirlos o comerlos a temperatura ambiente.


Son ideales para congelar. Duran hasta 1 mes en el congelador y asi ya tienes algo listo y nutritivo cuando quieras.


Instrucciones

  1. Cocinar la pasta de acuerdo a las instrucciones del paquete.

  2. Prender el horno a 180°C.

  3. Con un tenedor, mezcla la leche con la avena.

  4. Calienta en una olla la mantequilla y una vez que esté derretida, agrega la mezcla de leche y avena. A fuego medio, revuelve esta mezcla hasta que comience a espesar, normalmente toma unos 5 a 6 minutos.

  5. Ya que esté ligeramente espesa, agrega las especias y revuelve.

  6. Enseguida agrega el queso rallado y revuelve hasta que quede incorporado y tengas una salsa de queso homogénea. Si vas a hacer los muffins, separa una taza para después.

  7. Ya que la salsa esté bien mezclada, agrega la pasta cocida y revuelve. *!*Luego echa el huevo. Te recomiendo que lo batas en un recipiente antes de echarlo para que quede uniforme.

  8. Toma la salsa que separaste y mete un poco en el fondo de cada muffin. Luego llena los muffins con la pasta y vuelve a echar un poco de salsa encima.

  9. Mételos al horno 10 minutos y deja que se enfrien completamente antes de sacarlos para que no se rompan.

  10. Los puedes re-calentar 10 minutos en el horno antes de servirlos o comerlos a temperatura ambiente.

  11. Son ideales para congelar. Duran hasta 1 mes en el congelador y asi ya tienes algo listo y nutritivo cuando quieras.