500x500

Consejos para todos

Responsive image

Alrededor de baby led weaning existen muchos conceptos que no le son exclusivos, sino más bien pueden ser aplicados por todas las familias sin importar de que manera le dan de comer a sus hijos. Aquí algunos de los conceptos más importantes que puedes comenzar a hacer desde hoy:

Respetar las normas básicas de seguridad

  • No comiences la alimentación complementaria antes de que tu bebé esté listo.

  • Dale a tu hijo comida sin sal, conservadores ni azúcar y evita alimentos procesados.

  • Nunca dejes a tu hijo solo mientras come.

  • No le des comida redonda sin cortar verticalmente como las uvas y los jitomates cherry hasta que tengan mas de 5 años.

  • Tu hijo debería comer de preferencia sentado pero sino nunca mientras corre, muchos accidentes pasan cuando el niño le da un último bocado y se va corriendo. En ese momento se puede ahogar.

Establecer una buena relación alimenticia

Nunca uses la comida como recompensa ni castigo. Hábitos alimenticios sanos comienzan desde la infancia. Si la hora de la comida es un momento de placer y convivencia, estás estableciendo patrones sanos entre la comida y tu hijo. En cambio si la hora de la comida se convierte en un campo de batalla y una lucha de poder, tu hijo tendrá asociaciones negativas con la comida que podrían persistir toda su vida.

La alimentación complementaria es educacional no nutricional

Si comienzas con purés o de cualquier otra manera, no olvides que la alimentación complementaria complementa, no remplaza, las tomas de leche (por eso se le dice alimentación complementaria). La leche sigue siendo la fuente principal de nutrición hasta alrededor de los 12 meses. Antes de eso la comida sirve para introducirle a tu bebé nuevas texturas y sabores entre otras cosas.

Reconocer las señales de saciedad

Reconocer las señales de saciedad y confiar en que tu bebé ya está satisfecho. Habrá días que coma mucho y otros no tanto, igual que tú y todos. Respeta cuando te muestra, o dice si es mayor y ya habla, que ya no quiere. Esta habilidad que tiene para reconocer que está satisfecho es primordial para evitar la obesidad infantil y mantenerse sano. Si tu bebé continúa en su peso, crece y tiene la misma energía y vitalidad que siempre, no te preocupes si uno o dos días come menos de lo normal.

Recuerda que algunas señales de saciedad son:

  • Se muestra inquieto o ya no muestre interés por lo que estan haciendo

  • Comienza a tirar todo lo que le pongas enfrente

  • Se quiere salir de su silla

No comenzar la alimentación complementaria antes de tiempo

Esperar a que tu bebé esté listo para comenzar sólidos. Si tiene menos de 6 meses, es poco probable que tu bebé esté listo. Si todavía tiene el reflejo de extrusión, es un claro indicador de que no está listo. Estas son indicaciones para saber si tu bebé está listo para comenzar una alimentación complementaria.

Tu bebé es único

Recordar que cada bebé es único y pasa por etapas. Lo que te funcionó con un hijo tal vez no funcione con otro. Y lo que le encantaba a tu bebé ayer, hoy tal vez no sea el caso. Un rechazo, (o dos o trece!) no es razón para dejar de ofrecerle el alimento. Algunos estudios, como este sugiere que debes de introducir un alimento entre 15 y 20 veces para asesorar si realmente no le gusta ese alimento a tu niño. Esto quiere decir que si parece que no le gusta la pera, vuelve a intentarlo otro día y al menos unas 15 veces más antes de decretar que no le gusta y olvidarlo.

También es bueno saber que los bebés suelen ser más aventureros y dispuestos a aceptar comidas diferentes que los niños de 2 años. Entonces no te sorprendas que tu bebé devorador de mango y aguacate de repente los rechace. Sigue ofreciéndoselos y muy probablemente se los volverá a comer.